No solo las paredes son una barrera para la señal de Wi-Fi, existen otros objetos que también lo hacen. Por suerte la solución está en los routers de última generación.

Story image

Pasar más tiempo en casa ha hecho que las personas se den cuenta de lo mal que está su conexión a Internet. Lo primero que viene a la mente es que el servicio no es bueno, que “no nos están dando los megas que contratamos” o que “alguien nos está robando la señal”.  

Sin embargo, la mayoría no se imagina que muchas de estas interferencias las causan cosas comunes que están dentro de casa, como:

1. Paredes

En El Salvador es usual ver que la mayoría de las casas están construidas con materiales como cemento, yeso, concreto y ladrillos, los cuales pueden afectar la calidad de la señal Wi-Fi. Esto se incrementa si la casa es de dos o más pisos y el router está en uno de ellos, ya que la señal deberá cruzar más paredes por la lejanía entre el módem y el dispositivo. Todas estas variables pueden generar que ésta no tenga la fuerza de traspasar estos materiales y brindar una amplia cobertura.

2. Espejos

¿Quién no tiene más de uno en casa? Este material, al ser reflejante hace que la señal, aparentemente invisible para el ojo humano, rebote y no tenga estabilidad para que los dispositivos cuenten con una conexión óptima. 

3. Electrodomésticos

Aunque muchos ya están conectados a Internet, el tipo de materiales que los conforman (metales, plásticos, cristal, por mencionar algunos) es una obstrucción. Además, algunos de ellos como las lavadoras o refrigeradores cuentan con conductos por los que circula el agua, que también representa un obstáculo para la señal.

Por su parte, los hornos de microondas tienen un espectro similar (2.4 GHz) al que emplea la tecnología Wi-Fi, lo que representa una barrera entre las ondas que viajan en el ambiente.

4. Otros objetos de metal

Al igual que los espejos, sillas, ventanas, herramientas y cualquier objeto de metal o con un tono plateado son reflejantes y contribuyen a la inestabilidad de la red Wi-Fi en casa. Este tipo de materiales tiene un nivel alto de atenuación de la señal.

5. Bluetooth y Redes Enredadas

El Bluetooth tradicional de tus bocinas inalámbricas funciona en el mismo espectro que el WI-Fi (2.4 GHz), así que se cruzan y se desvía la señal. Sin embargo, los dispositivos con Bluetooth más recientes los están creando con el fin de evitar este problema. 

Otra razón más de la mala señal en casa es que se cruce con otras redes Wi-Fi y se enreden. Esto puede ocurrir porque vives en un edificio o cerca de un corporativo, donde cada uno tiene su propia red y todas conviven en el mismo espacio.

Otros factores que afectan el servicio que ofrece tu  router tradicional son la cantidad de usuarios conectados y las labores que desempeñan, como trabajo, educación, jugar videojuegos o ver videos que requieren determinada potencia de la señal.

Esto deriva en que los routers promedio con Wi-Fi 5 no tienen la capacidad de señal adecuada para traspasar los muros y ofrecer la calidad de conexión que requieren las personas, en un contexto donde cada vez hay más consumo del ancho de banda en los hogares.

Pero los router de Huawei con Wi-Fi 6 no solo responderán a las demandas actuales del Internet de las Cosas (IoT), sino que es un paso a una nueva generación, en donde absolutamente todo estará conectado por la llegada de la tecnología 5G. El futuro ya está aquí y tienes que ser parte de él para que siempre estés conectado.

Si quieres mejorar la conexión del Internet en casa te invitamos a que puedas visitar la tienda HUAWEI ubicada en el segundo nivel del centro comercial Galerías o consultes vía WhatsApp al 7039-3813 sobre los routers que ofrecen. Definitivamente estos dispositivos te facilitarán la vida.